logo
Populate the side area with widgets, images, navigation links and whatever else comes to your mind.
Strömgatan 18, Stockholm, Sweden
(+46) 322.170.71
[email protected]

Follow us

Montañismo para principiantes

Por Julián David Bernal Pulido

Lo primero que debemos decir es que nació en los Alpes europeos y por esto es que alpinismo es usado como sinónimo. Sin embargo, también se le puede decir andinismo (por los Andes) o himalayismo.

Para practicar montañismo es clave el equipamiento. Para comenzar es necesario tener unas botas de montaña que eviten torceduras de tobillo y que, además, tengan buen agarre. También debes tener pantalón largo, chaqueta cortavientos, guantes y un pañuelo para el cuello. Es importante tener al menos tres capas de ropa: dos térmicas y una impermeable.

En cuanto a los accesorios, las gafas con la protección correcta ayudan a evitar posibles lesiones en los ojos. El sombrero ayuda en situaciones de lluvia o de sol, mientras que un pañuelo puede servir para taparse la cabeza o, en caso de peligro, para realizar inmovilizaciones.

Los accesorios específicos son:

Piolet: Es una pica que ayuda como punto de apoyo adicional para sostener el peso del escalador.

Crampones: es un accesorio metálico de tracción que se pone en la suela de la bota para aumentar la adherencia en nieve o hielo.

Bastón de caminata: Puede ser de aluminio o madera y ayuda a dar estabilidad al deportista. Se parecen a los bastones de esquí.

Mochila: Allí va todo el equipo del escalador. Debe ser impermeable y resistente a las inclemencias del terreno.

Navaja: Puede funcionar como herramienta de cocina o para cortar la cuerda en situaciones límite. Debe tener al menos 10 centímetros.

Cuerda: Son líneas que aseguran al escalador. Además de ser un mecanismo de seguridad, pueden ser usadas como herramienta de ascenso.

Linterna: Son importantes porque la mayoría de ascensos a la montaña inician antes del alba. Por esta razón es importante para iluminar el camino. Además, funcionan cuando acampas en la montaña.

Silbato: En caso de emergencia, ayuda al equipo de rescate o a tus compañeros a encontrarte mucho más fácil.

Carpa: Debe ser de tela sintética y sirve para dormir al aire libre. Resiste agua y nieve.

Saco de dormir: Evita que sientas frío cuando duermes a la intemperie.

Colchoneta aislante: Es una lámina flexible que se pone debajo del saco de dormir para proteger de la humedad y del frío.

El montañismo tiene varios estilos. El estilo alpino es al que la mayoría de deportistas aspiran. En esta modalidad, el alpinista realiza todo de forma autosuficiente y lleva todo el equipo necesario para la escalada.

En el montañismo podemos diferenciar las cumbres por su altura. En el grupo principal están los 14 ochomiles, que son las montañas que superan los 8.000 metros de altura sobre el nivel del mar.

Aquí aparecen las siguientes montañas:

  1. Everest 848 metros (China/Nepal)
  2. K2 611 metros (China/Pakistán)
  3. Kanchenjunga 586 metros (India/Nepal)
  4. Lhotse 516 metros (China/Nepal)
  5. Makalu 463 metros (China/Nepal)
  6. Cho Oyu 201 metros (China/Nepal)
  7. Dhaulagiri 167 metros (Nepal)
  8. Manaslu 163 metros (Nepal)
  9. Nanga Parbat 125 metros (Pakistán)
  10. Annapurna 091 metros (Nepal)
  11. Gasherbrum I 068 metros (China/Pakistán)
  12. Broad Peak 047 metros (China/Pakistán)
  13. Gasherbrum II 035 metros (China/Pakistán)
  14. Shisha Pangma 027 metros (China)

El italiano Reinhold Messner fue el primer alpinista en alcanzar todas las cumbres entre 1970 y 1986. A él, le siguió el polaco Jerzy Kukuczka. El mexicano Carlos Carsolio fue el primer latinoamericano en lograr la gesta entre 1985 y 1996. El ecuatoriano Iván Vallejo consiguió unirse al grupo gracias a sus ascensiones entre 1997 y 2008.

También se pueden destacar el grupo de las siete cumbres. Así se le denominan a las montañas más altas de cada uno de los seis continentes. En América hay dos cumbres: Denali (6.198 metros) en Canadá y Aconcagua (6.962 metros) en Argentina.

El estadounidense Richard Bass, de 1983 a 1985, fue el primero en subir a las siete cimas. Sin embargo, el canadiense Pat Morrow, de 1981 a 1986, llegó a las seis más altas. Estas son las cumbres más altas del mundo por continente:

  1. Qomolangma/Everest 8.848 metros en China/Nepal (Asia)
  2. Aconcagua 6.962 metros en Argentina (América)
  3. Kilimanjaro 5.893 metros en Tanzania (África)
  4. Elbrus 5.642 metros en Rusia (Europa)
  5. Macizo Vinson 4.892 metros (Antártida)
  6. Nemangkawi/Jaya 4.884 metros en Indonesia (Oceanía)

Fuente: www.senalcolombia.tv

No hay comentarios

Responder